CUIDAR TU VISTA EN EL TRABAJO

CUIDAR TU VISTA EN EL TRABAJO

Cuidar tu vista en el trabajo es un primer paso para superar ese síndrome post-vacacional. La vuelta de septiembre no tiene por qué ser una tragedia griega y desde Lynhce te queremos echar una mano, al menos entretenerte. El cambio brusco de hábitos, del descanso máximo veraniego a encerrarnos en la oficina con la pantalla del ordenador por delante, puede que no sea lo mejor para nuestra salud visual. Si por tu trabajo pasas muchas horas delante de una pantalla luminosa, esta publicación te ayudará a readaptarte mejor a tu puesto de trabajo. En Lynhce Diagnostics te proponemos un par de consejos para cuidar tu vista en la vuelta al trabajo. PARADAS DE DESCANSO: haz una parada cada hora u hora y media. Levanta la vista de la pantalla y fija tu atención en algún objeto lejano, de esta forma conseguirás relajar la vista y descansar. HIDRATACIÓN NATURAL: cierra los ojos durante unos cuarenta segundos. Además de ser otra forma de descansar la vista, hidratarás de forma natural los ojos. El uso de ordenador implica, inconscientemente, una atención más intensa de nuestra vista, disminuyendo el número de parpadeos y, por consiguiente, la hidratación lacrimal de nuestros ojos. DISTANCIA: acercarnos demasiado al papel o a la pantalla hace que forcemos más la vista. A una distancia de dos palmos podremos trabajar sin dañar nuestra visión. ILUMINACIÓN: en lo que respecta a la iluminación, siempre es aconsejable que cuando se trabaja con pantallas luminosas no hacerlo a oscuras. Manteniendo un nivel de iluminación equilibrado entre la pantalla y el entorno nuestros ojos trabajarán mejor. AMBIENTE: es preferible que nuestra oficina o...
LA RETINOPATÍA DIABÉTICA Y EL SEDENTARISMO

LA RETINOPATÍA DIABÉTICA Y EL SEDENTARISMO

¿Está relacionada una vida sedentaria con la retinopatía diabética? En entradas anteriores hemos visto los riesgos de contraer enfermedades como la diabetes o sus datos a nivel mundial, pero en Lynhce sabemos de la importancia de una buena prevención antes de contraer y tratar la propia dolencia.   Dos son las principales causas de diabetes: sedentarismo y mala alimentación. Hoy trataremos la primera. Hace unos años, concretamente en 2011, la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) ya avisó del agravante que supone una vida sedentaria para la diabetes. Sin embargo, no sólo agrava el riesgo de padecerla, sino de la aparición de afecciones relacionadas a la diabetes, como la retinopatía diabética.   En un estudio publicado por la revista JAMA Ophthalmology, investigadores de la Universidad de Misisipi han evaluado la relación entre la vida sedentaria y la retinopatía diabética, en base a datos de pacientes estadounidenses fechados en 2005 y 2006.   Los participantes en el estudio fueron medidos, durante sus horarios de actividad (unas diez horas aproximadamente), con un acelerómetro; cuando la actividad duraba menos de 100 minutos se contaba como sedentarismo, y siendo mayor a esta duración como actividad física en su totalidad. Los 282 sujetos de análisis presentaban diabetes. En cuanto a la edad media de los mismos, era de 62 años, con un sedentarismo medio de 522 minutos. Pues bien, dejando a un lado la batería de datos, los autores del estudio descubrieron que incrementar en una hora diaria el sedentarismo, aumentaba en un 16% la probabilidad de padecer una retinopatía diabética. El hecho de que el sedentarismo y la retinopatía diabética estén relacionados también se...
TERAPIAS NO INVASIVAS PARA DMAE Y RETINOPATÍA DIABÉTICA [infografías]

TERAPIAS NO INVASIVAS PARA DMAE Y RETINOPATÍA DIABÉTICA [infografías]

Patologías como la retinopatía diabética o la degeneración macular asociada a la edad (DMAE) son de las principales causas de la pérdida de visión irreversible a nivel mundial. La primera, porque los datos registrados sobre diabetes a nivel mundial se sitúan en 347 millones de personas y las OMS pronostica un crecimiento del 50% en los siguientes 10 años. La segunda, cuyo rango de afección en cuanto a población mayor de 50 años se verá incrementado por el envejecimiento   demográfico, sobretodo en los países desarrollados.  Actualmente, uno de los tratamientos más utilizados es la terapia génica aunque, como venimos viendo en anteriores entradas, presenta el inconveniente de administrarse vía inyecciones oculares. Sin embargo, bien sabéis que en este blog lo que más nos gusta es informar sobre los nuevos avances y descubrimientos. En este caso, científicos pertenecientes a la Fundación Nacional de Ciencia Natural de China creen que es posible administrar la terapia génica sin la necesidad de agujas. Como siempre, tomemos un punto de partida: ¿dónde nacen estas afecciones oculares? Tanto la retinopatía diabética como la DMAE germinan en lo que conocemos como el fondo del ojo, donde los vasos sanguíneos se agrandan provocando el derrame de los mismo, debido al factor de crecimiento endotelial vascular. La terapia génica actúa como inhibidor de dicho factor, pero claro, no hay muchos pacientes a los que les haga gracia una inyección en el ojo. El siguiente paso: un enfoque no invasivo. El profesor Gang Wei y su equipo de investigadores han desarrollado un nuevo sistema de aplicación de esta terapia mediante péptidos de penetración molecular, por su permeabilidad en...