TRATANDO EL DMAE [infografia]

TRATANDO EL DMAE [infografia]

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es la principal causa de ceguera en la tercera edad. Se trata de una patología en la que influyen numerosos factores de riesgo, incluidos la edad y el tabaquismo. Recientes estudios preclínicos del Hospital Universitario de Colonia (Alemania), revelan lo que podría ser un nuevo tratamiento para los pacientes con DMAE. Los resultados del estudio  identificaron que el Interferon-β, un fármaco inmunomodulador que se prescribe para la esclerosis múltiple desde 1990 podría ser el refuerzo para la inflamaciones retinianas como la DMAE. La DMAE, principalmente, tiene dos formas clínicas: seca o atrófica y húmeda o exudativa. La primera se caracteriza por la acumulación de pequeños depósitos en la mácula llamados drusas, mientras que la forma exudativa se desarrolla con la formación de vasos sanguíneos anormales en la parte posterior del ojo. La medicación anti-VEGF (factor de crecimiento endotelial vascular) es, actualmente, el estándar de tratamiento para la neovascularización de la coroides. Sin embargo, cerca del 30% de los pacientes con DMAE no responden al tratamiento anti-VEGF o pierden capacidad de respuesta tras las inyecciones intraoculares. Por otro lado, la inhibición de la angiogénesis no afecta a los casos inmunológicos y fallan en la forma seca de la DMAE. Durante el estudio, realizado sobre varios animales de control, aquellos que carecían del receptor de interferon-α/β presentaron un grave resultado ante un láser inducido de DMAE neovascular, comparados con otros animales de control. Utilizando animales específicamente modificados genéticamente, el equipo identificó una sola población de células inmunes de la retina (microglía), principales impulsores de la inflamación crónica y de la formación anormal de...
UN HALLAZGO INESPERADO [infografía]

UN HALLAZGO INESPERADO [infografía]

En nuestro blog de Lynhce Diagnostics no dejamos de sorprendernos con cada nuevo descubrimiento o adelanto en medicina y tecnología. En esta ocasión, la noticia viene de la mano de un equipo de investigadores de la Queen’s University de Belfast y de la University College de Londres (UCL), que nació con el propósito de desarrollar un nuevo fármaco para dolencias cardíacas, pero terminó descubriendo uno con el potencial de reducir el riesgo de padecer complicaciones oftalmológicas en el paciente diabético. Partamos de unos datos. En el mundo, al menos 366 millones de personas sufren diabetes, contando España con  más de 5 millones de personas diabéticas de tipo 2, según los resultados de un estudio elaborado por CIBERDEM. Como ya sabemos, una de las complicaciones más frecuentes de la diabetes es la retinopatía diabética, que causa el 7’6% de los casos de ceguera en nuestro país (ONCE, 2008). Según el estudio SECCAID, los costes directos de la diabetes ascienden a 5.809 millones de € anuales, de los cuales 2.143 millones son debidos a las complicaciones de la enfermedad.   Darapladib, el fármaco del que hablamos al principio, tiene como principios activos la prevención de infartos y anginas de pecho,  mediante la inhibición de la Fosfolipasa A2, impidiendo así la formación de las placas de ateroma que desencadenan la aterosclerosis. El equipo de investigación, en colaboración con GlaxoSmithKline, encontró que este fármaco inhibe una encima (fosfolipasa A2) cuyos niveles son superiores en personas diabéticas y causa el derrame de los vasos sanguíneos del ojo; que tiende a la inflamación de la retina y a la pérdida severa de visión. Actualmente, el tratamiento más frecuente...
EL ZIKA EN LA RETINA

EL ZIKA EN LA RETINA

Los oftalmólogos han encontrado una hemorragia retiniana, un desarrollo anormal de los vasos sanguíneos y las lesiones en los recién nacidos de madres que mostraban signos de infección viral durante el embarazo. En tres brasileños recién nacidos con microcefalia, los investigadores han comprobado la existencia de lesiones en la retina, hemorragias y desarrollo anormal de los vasos sanguíneos que no habían sido advertidos anteriormente en relación con el virus. El Zika es conocido ahora como el virus que causa la microcefalia, un defecto de nacimiento marcado por una reducción del tamaño de la cabeza y el cerebro. En Brasil, donde se encuentra el brote más problemático, cerca de un millón y medio de personas tienen el virus. De acuerdo con los últimos informes, alrededor de 4.000 recién nacidos lo hicieron con microcefalia. A consecuencia de todo ello, la OMS declaró la situación de emergencia sanitaria en Febrero, aumentando la necesidad de investigación. Un primer estudio de 29 bebés, de los que se presumía infección de Zika congénita, mostró que un tercio tenía problemas oculares, incluyéndose: lesiones oculares, alteraciones en el nervio óptico y atrofia coriorretiniana, un debilitamiento de la retina y la coroides, una membrana encargada de dar oxígeno y nutrientes a la retina. El equipo, compuesto por miembros de las facultades de oftalmología de Brasil y la Universidad de Stanford, detectó en los tres bebés con microcefalia varios tipos de problemas oculares, algunos de los cuales podrían provocar un deterioro grave de la visión si no se trata a tiempo. Éstos incluyen: Retinopatía hemorrágica (sangrado de la retina). Vasculatura anormal de la retina (incluyendo la falta de vasos...